Varios hombres asesinan a exalcalde en el oeste de México

0
22

Morelia (México),EFE.-. El exalcalde del municipio de Maravatío, en el estado mexicano de Michoacán (oeste), Ignacio Montoya Marín, fue asesinado a balazos este domingo en el interior de un restaurante de su propiedad.

La Guardia Civil (Policía Estatal), informó que la víctima fue atacada a balazos en el interior del restaurante “Las Truchas”, ubicado en el poblado de Santa Elena, en el oriente de Michoacán.

La Fiscalía General del Estado (FGE) envió a la escena del crimen a un equipo de peritos forenses y agentes de la Policía de Investigación (Ministerial), para iniciar las primeras indagatorias.

La FGE no ha revelado más detalles sobre el homicidio, aunque no se descarta que el móvil del crimen sea una presunta extorsión del crimen organizado.

Montoya Marín, de 62 años de edad, fue presidente municipal de Maravatío en 2003 abanderado por el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), instituto político del que también fue dirigente municipal.

Además, fue director del Instituto de Capacitación para el Trabajo en Michoacán.

El político compitió sin éxito en el 2021 por la diputación local del Distrito 03, con cabecera en Maravatío, por la alianza del oficialista partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y el Partido del Trabajo (PT).

Este crimen se suma a los asesinatos de Miguel Ángel Zavala Reyes y Armando Pérez Luna, precandidatos de Morena y del derechista Partido Acción Nacional (PAN), respectivamente, a la alcaldía de Maravatío, ocurridos el 26 de febrero pasado y con tan sólo cinco horas de diferencia.

Sin embargo, el 19 de octubre del 2023, fue plagiado y asesinado Dagoberto García Reyes, quien también aspiraba a la candidatura a la alcaldía de Maravatío por Morena.

En Maravatío operan las organizaciones criminales autodenominadas como Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), Cártel de Los Correa, Los Caballeros Templarios, Los Viagras y La Familia Michoacana.

La pasada elección fue la más grande de México y pasó a la historia como la más violenta, con al menos 30 aspirantes asesinados y más de 200 homicidios políticos.

Publicidad Leonardo Castillo