¿Por qué Turquía?  Conoce más de Turquía

0
10

 AYUDAME A SALVAR UNA VIDA 

REFLEXIONES…

Hola, amigos, ¿qué tal? Merhaba, arkadaslar, ¿nasilsiniz?

Me he preguntado muchas veces ¿por qué ha sido Turquía el lugar donde he logrado mi mayor productiva para Glorificar al Padre y tener el mayor crecimiento espiritual? ¿Qué quiere Dios de mí en esta etapa de mi vida en la que me he visto inmerso en un mundo tan diferente al mío, hacia dónde me quiere llevar?

Es entonces cuando decido dar un vistazo y descubro que:

  1. Es Turquía, a través de su historia, un centro importante de la cristiandad.
  2. Los cristianos han vivido en la zona de la Turquía moderna desde el siglo I d.C., cuando surgió el cristianismo.
  3. Muchos cristianos que escaparon de la persecución en Jerusalén huyeron hacia el norte y se establecieron en ciudades del oeste, centro y sureste de Turquía.
  4. Algunos de los apóstoles cristianos se establecieron en regiones de Turquía. Entre ellos, San Pablo, San Pedro y San Juan.
  5. San Pedro estableció una de las primeras iglesias cristianas.
  6. Constantinopla, la actual Estambul, y Antioquía fueron dos de los cinco centros neurálgicos del cristianismo junto con Roma, Alejandría y Jerusalén.
  7. Estambul fue durante mucho tiempo hogar de la catedral más grande del mundo: Santa Sofía. Desde su construcción en el siglo VI hasta la conquista de Estambul por los turcos en 1453, Santa Sofía sirvió como centro religioso para el cristianismo oriental y el Imperio Bizantino. Hoy en día, Santa Sofía sigue siendo un destino preferente tanto para cristianos como para musulmanes de todo el Estambul.
  8. En Turquía, que ocupa la gran península de Anatolia, se han sucedido grandes civilizaciones como la hitita, la griega, la romana y la otomana, entre otras. Vínculo de Oriente y Occidente, siendo antiguo escenario bíblico, tierra del Antiguo y Nuevo Testamento.
  9. Mucha gente se sorprende al saber que varios lugares bíblicos se encuentran en Turquía y no en Palestina o en Israel.
  10. El Jardín del Edén, el Paraíso Terrenal al que se refiere el libro del Génesis, se localiza entre los ríos Tigris y Éufrates, en la antigua Mesopotamia, hoy peligroso territorio de Irak, la Alta Mesopotamia, donde nacen ambos ríos, se ubica en el sureste de Turquía. Aquí nacen y fluyen en parte hasta desembocar en el Golfo Pérsico. La Biblia se refiere al Éufrates como el Gran Río.
  11. En la Alta Mesopotamia se ubican ciudades legendarias como Gaziantep, Sanliurfa o Urfa, conocida antiguamente como la ciudad bíblica de Ur, la tierra del profeta Abraham.
  12. Después de la conquista de Jerusalén en el año 586 AC por los babilonios y la destrucción del Templo, una diáspora judía se extendió por el Asia Menor, hoy Turquía.
  13. En la antigua ciudad de Tarsus, en lo que en la antigüedad se conocía como Cilicia, nació San Pablo, en el seno de una familia judía pudiente.
  14. San Juan llevó a la Virgen María a Éfeso, a tres kilómetros al suroeste de la actual Selçuk, en la provincia de İzmir, en el oeste de Turquía, donde está la casa donde vivió, fue aquí en Asia Menor, que abarca parte del territorio actual turco, donde vivieron la virgen María, y predicaron los apóstoles Pedro, Juan y Pablo. La virgen María pasó sus últimos años en esta casa, situada en la cima del monte Solimus, sitio mágico y espiritual, en Éfeso, provincia de Esmirna, y en turco es conocido como Meryem Evi, la casa de María, hoy atendida por religiosas católicas. Juan el Evangelista la trajo a esta antigua ciudad tras la muerte de Jesús en el Gólgota.
  15. También en Éfeso se encuentra la tumba de san Juan Evangelista, en las ruinas de la gran basílica que lleva su nombre. En ese lugar y en Patmos, una isla griega vecina a Turquía, escribió el cuarto Evangelio y el Apocalipsis.
  16. Pocos recuerdan que san Nicolás, hoy mejor conocido como la caricatura convertida en Santa Claus (Saint Niklaus en inglés) nació en el año 300 DC, cerca de Myra (hoy conocido en turco como Demre), donde fue obispo. San Nicolás, cuyos restos descansan en Bari, Italia, se destacó por su generosidad que derivó en la costumbre de traer regalos a los niños en Navidad.
  17. Capadocia, centro del territorio turco, desde el siglo IV fue escenario importante del cristianismo bajo el imperio de Constantino. El cristianismo llegó Capadocia en el primer siglo dC, poco después de la muerte de Jesucristo. Según la tradición, dos de los apóstoles, San Pablo y San Pedro, visitaron la región y predicaron el evangelio a la población local. Estos primeros misioneros se encontraron con la resistencia de las autoridades romanas locales, quienes veían al cristianismo como una amenaza a su poder. A pesar de esta oposición, el cristianismo continuó extendiéndose por toda la región, y para el siglo III d.C., Capadocia se había convertido en un baluarte de la fe cristiana. Muchas de las primeras comunidades cristianas de Capadocia se establecieron en áreas remotas, como los valles y cuevas de la región, donde podían practicar su fe sin temor a la persecución.
  18. Al entrar a Santa Sofía, la imponente catedral dedicada a la Santa Sabiduría, como su nombre lo indica, hoy museo por disposición de Atatürk, después de siglos de haber sido convertida en mezquita, uno no puede más que dejarse emocionar por la magnificencia de una gran obra dedicada a Dios, donde conviven los símbolos del Islam y los mosaicos bizantinos de Cristo y de la Virgen María.
  19. Nuestra religión cristiana nació y se expandió al mundo desde estos lugares, amenazada ahora hasta su casi desaparición en Siria, Irak y Egipto. Actualmente, la minoría cristiana en esos países es perseguida y sobrevive con grandes sacrificios o busca refugio en el extranjero.
  20. En el libro bíblico del Génesis, Dios le dice a Noé que debía construir una barca y subir en ella a su familia y a todos los animales para darles refugio ante el Diluvio Universal. Una vez que bajó el agua, la barca descansó en una montaña, en Turquía, lugar en el que se desarrolló toda esta verídica y fascinante historia bíblica.

Víctor Martínez piensa que tal vez sean estas algunas de las razones por las que el Señor me trajo a estas tierras benditas.

Este mensaje ha llegado a todos ustedes gracias a nuestro exalumno muy agradecido.

Hasta la próxima.

Publicidad Leonardo Castillo