¿Eres tú un elegido del Señor?

0
23

  AYUDAME A SALVAR UNA VIDA  

REFLEXIONES…

Hola, amigos, ¿qué tal? Merhaba, arkadaslar, ¿nasilsiniz?

Dios nos elige, siembra en nosotros y espera con amor que demos buenos frutos, sin importar que nos sequemos como un árbol, por elegir el camino incorrecto, Él siempre está dispuesto a hacernos florecer, pues espera que lo ayudemos a acoger a todo el que necesita consuelo. (Ezequiel 17, 22).

Es esta la razón por la que hay que dar gracias al Señor (Salmo 91) y proclamar su misericordia y fidelidad, pues aún en la vejez debemos dar buenos frutos, y dar testimonio de lo justo que Él ha sido a través de nuestra vida.

Debemos mantenernos de buen ánimo, sirviendo, caminando con fe, esforzándonos por agradarlo, (Corintios 5) y recordar siempre que al final tendremos que comparecer ante el tribunal de Cristo, para recibir nuestra recompensa, según nuestro comportamiento, en el Reino de Dios.

Pero… «¿Con qué compararemos el reino de Dios? (San Marcos 4), con un grano de mostaza, tal como nos lo dice el evangelio, al sembrarlo en la tierra es la semilla más pequeña, pero después de sembrada crece, se hace más alta que las demás hortalizas y echa ramas tan grandes que los pájaros pueden anidar a su sombra».

Víctor Martínez siempre ha dicho que el Reino de los Cielos está dentro de ti, somos pequeños frente a Dios, pero Él siembra en nosotros dones, carismas, cualidades, para crecer y ponerlas a su servicio, quiere que demos buenos frutos y seamos capaces de acoger a todo el que necesita, pues tal como Él nos lo dice: “Somos templos del Espíritu Santo”.

Te invito a crecer en el Espíritu, aprovecha todos esos dones y carismas que Dios te ha dado y ponlos al servicio de los demás, sé parte de la reconstrucción y transformación de este mundo, que tanto necesita de Dios, ayuda al Padre.

Este mensaje ha llegado a todos ustedes gracias al apoyo recibido por la Fundación Farach.

Que la gracia y la paz sean con ustedes de parte de Dios Padre y de nuestro Señor Jesucristo.

Hasta la próxima.

Publicidad Leonardo Castillo